HEREJÍA: DÍAS DE SEGUIR ROMPIENDO DOGMAS EN EL METAL

 

 

Herejía como agrupación de metal bogotana lleva un buen número de años rompiendo los paradigmas de la ignorancia con una propuesta que siempre se ha caracterizado por ser diferente. Pero esta diferencia no es una meta que sus integrantes, liderados hoy por Ricardo Chica Roa (guitarrista, compositor principal y miembro más antiguo) hayan trazado mecánicamente para buscar aprobación en el público, sino que es más bien una consecuencia natural de su propia exploración musical y en la que es absolutamente tangible una travesía sonora que quiebra los lindes impuestos por una sociedad como la nuestra, ideológica y estéticamente hablando. La búsqueda de un sonido e imagen que representa al Herejía que vemos en el 2017 culmina un ciclo iniciado años atrás, rompiendo esquemas tan difíciles  como aquellos que han marcado al colectivo metalero local, en bastantes ocasiones poco interesado en las propuestas de sus propias bandas, algo retrógrado y no muy abierto a la innovación. El conjunto formado en 1991 va en un largo sendero que deja a un lado los rótulos del metal y el rock para centrarse en la música. El arte es un oficio arduo, un escenario de la inspiración; el artista toma de ella y en ese mismo ejercicio aprende de su entorno. En un momento determinado su obra condensa interior y exterior. Herejía tiene bases fuertes que los identifican, pero su disco "Renascentia In Tenebris" de este año justamente sabe armonizar la experiencia de lo ya hecho, pero con una mirada más enfocada al futuro, a lo que viene.

 

 

Nosotros tenemos la fortuna de haber iniciado el metal en Bogotá con grupos como Darkness, Neurosis, Bastard, bandas que yo siempre refiero y que marcaron un camino. Muchas veces la gente se queda en el tema de la nostalgia y de lo que fue; el reconocimiento de los que nos vieron y yo agradezco mucho eso, esos comienzos. Pero creo también que si no estuviéramos generando material de calidad para la época actual no hubiéramos seguido. Hacer un show volviendo a grabar el "Extractum Ex Infernis"(su primera grabación) o solamente tocando eso temas, en mi caso hubiera preferido que dejáramos así. Respeto a las bandas y a sus procesos, pero pienso que estamos acá para producir, decir que no estamos cansados y hacer música nueva, actual. Espectacular quienes nos siguen desde esa época; también excelente por quienes hace poco saben de nosotros. Algunos afirman que AC/DC han grabado el mismo álbum 16 veces, respetable. Otras bandas como Paradise Lost han buscado otros horizontes y han hecho cambios mucho más radicales que nosotros. Palabras importantes de Ricardo a propósito de la continuidad de la banda, sus inquietudes sonoras y el contraste entre las antiguas y nuevas generaciones metaleras del país.

Convencidos en que solamente los proyectos musicales que trascienden son aquellos que se desarrollan profesionalmente, enfocados siempre en superarse, la actual formación de Herejía tiene claro que ya de hecho cumplió un rol sobre tarimas colombianas y ahora le apunta al ámbito internacional. Toda su propuesta sonora y visual tiene trazado ese objetivo.

 

 

"Renascentia In Tenebris" es la conclusión de un largo trabajo discográfico, pero eso no le quita su cualidad de ambicioso. Un tema que se ha planteado desde hace varios años, donde en el pasado  la búsqueda de información musical no era igual de accesible, menciona el modo en el cual los grupos nacionales acoplaban sus influencias foráneas y las asimilaban con su entorno. Directores de franjas radiales, conocedores y personalidades que durante los años noventa comenzaron a presentar una inquietud intelectual al respecto; entre varios detalles notaron que varios colectivos artísticos no desarrollaban un trabajo profundo sobre las letras de las canciones, independiente de su orientación en la música extrema. Pocas bandas en su momento materializaron una labor ardua que reuniera coherentemente líricas, sonido y performance (esta última poco común en nuestro panorama). Las diez pistas del disco sin necesidad de ser conceptuales sí poseen una coherencia de lo que la Herejía ha representado tanto como vocablo y como rótulo de un proyecto musical. La ceguera deliberada que las instituciones gubernamentales y religiosas siempre quieren imponer al hombre para su manipulación y solamente evitable con la luz del conocimiento. "Mejor tecnología no nos hace más civilizados" añade Ricardo Chica en uno de sus comentarios. Un fenómeno que se repite cíclicamente en la historia de la humanidad, cuestionado por seres de letras y artistas, reconocible fácilmente en todas las ramas del rock. Lejos de un cliché, quienes conozcan de cerca el nuevo álbum fácilmente encontrarán alusión a episodios históricos donde el abuso de la autoridad clerical y la guerra como instrumento de control narran un contexto que se ha perpetuado por décadas. La banda viene incluyendo este tipo de temáticas desde hace casi 25 años, mucho antes que nacieran una buena cantidad de metaleros locales dedicados a criticar arrogantemente la orientación estética de sus semejantes bajo la óptica de un oscurantismo postmoderno. 

 

 

Recientemente y en un evento público Herejía dio a conocer el videoclip para 'Abandonado por la Luz' su sencillo promocional. Dirigido por Camilo Monroy y producido por Ein Sof Films que complementa de hecho la estructura filosófica de su propuesta. Es curioso conocer el vínculo estrecho de todos sus miembros con la música como oficio (casi todos la ejercen en sus labores principales) dando bastante solidez al proyecto. Grato así mismo saber que uno de ellos es familiar de una persona que también, al igual que Ricardo, hizo posible con su aporte la construcción del metal bogotano. Posiblemente desde ahora se está reescribiendo el rock pesado capitalino, pero ahora desde otra arista.

 

 

 

Herejía en la web

Facebook

 

 

Joel Cruz

@johellcrvx