DEEP PURPLE: la turbulenta historia de la salida de STORMBRINGER y RITCHIE BLACKMORE

En 1974, Deep Purple volaba alto, impulsado por el éxito de Burn y una nueva formación, pero pronto comenzó a desintegrarse.

Inspirados y encendidos por la inyección de sangre fresca y el éxito de ‘Burn’, Deep Purple realizó una breve gira por Europa en diciembre de 1973, comenzando en Copenhague, tocando un set que incluía prácticamente la totalidad del álbum, cuatro meses antes de su lanzamiento.

Ya era bastante arriesgado presentar una nueva banda (David Coverdale y Glenn Hughes habían reemplazado a Ian Gillan y Roger Glover), pero tocar casi todo el material nuevo parecía suicida. Afortunadamente, la apuesta valió la pena y, durante el año siguiente, Purple alcanzó nuevas cotas de éxito. El trabajo de las dos formaciones anteriores empezaba a dar sus frutos.

“Con Burn arrazamos”, dijo Coverdale. “Se podía escuchar un suspiro colectivo de la gerencia, porque estaban preocupados por los cambios, lo cual es comprensible”.

Emocionados por el nuevo éxito de ‘Purple’, la agencia puso a la banda a trabajar y siguieron las inevitables y arduas giras.

Inmediatamente después de una gira británica, la banda, ahora exiliados de impuestos, se encontró en Clearwell Castle. Este fue el mismo lugar donde ensayaron ‘Burn’ y presentaron la nueva formación. Pronto se hizo evidente que muchas cosas habían cambiado desde aquellos días embriagadores y felices. Tanto Coverdale como Hughes se habían establecido en la jerarquía y demostraron su valía en una serie de espectaculares presentaciones en vivo, incluido el legendario California Jam en 1974, que los convirtió en millonarios de la noche a la mañana.

Ritchie Blackmore estaba en un punto particularmente bajo, teniendo que lidiar con un divorcio muy complicado con su esposa, Babs, y no estaba contento con la dirección que estaba tomando la banda, con su introducción de elementos más funky o lo que él llamó ’música limpiabotas’.

Sobre la actitud de Ritchie, Hughes dijo: “Me dolió porque sabía que me había hecho amigo de Stevie Wonder, Luther Vandross y Herbie Hancock. Fue vergonzoso, porque tengo muchos amigos músicos afroamericanos célebres. No sé cómo se siente Ritchie acerca de hacer este paso en falso, [pero] todavía no funciona en el nuevo mundo de hoy".

"Glenn y yo éramos los Unright Brothers", agregó Coverdale. "Éramos grandes fanáticos del R&B. Glenn se sentía más cómodo siendo conmovedor, pero eso no era necesariamente Purple".

A diferencia de ‘Burn’, prácticamente no hubo material preparado para el nuevo álbum, excepto por los huesos básicos de la canción principal, ‘Stormbringer’. Contrariamente a la creencia popular, el nombre no fue saqueado del libro de Michael Moorcock, que Coverdale niega haber leído alguna vez... aunque curiosamente admite haber encontrado una copia debajo de su cama en casa mucho después de que se grabara la canción.

“Escribí dos canciones para complacer a Ritchie, que era la poesía de ciencia ficción de ‘Burn’ y ‘Stormbringer’.”, dijo Coverdale. Otra manzana de la discordia asomó su fea cabeza en torno a la cuestión de las regalías.

“Después de ‘Burn’ por primera vez, Ritchie dijo: ’No voy a dividirlo todo en cinco partes’”, recordó Coverdale. “Eso fue recibido con gran indignación por parte de los muchachos que no eran especialmente compositores. Creo que esta fue una de las cosas que contribuyeron a que Ritchie dejara la banda. Y luego, por supuesto, armó algo [Rainbow] donde controló totalmente el espectáculo. Controlar a Purple no fue tan fácil”.

Con la fricción y el resentimiento acercándose, Purple se mudó a los estudios Musicland de Munich para comenzar a grabar ‘Stormbringer’. Inmediatamente, Blackmore se encontró en desacuerdo con el resto de la banda. Primero, cuando trató de persuadirlos para que incluyeran una versión de ‘Black Sheep Of The Family’, una de sus canciones favoritas del grupo de culto Vertigo act Quatermass. (Esta canción, de hecho, aparecería en el primer álbum de Rainbow).

El siguiente conflicto se debió a una canción que desde entonces se ha convertido en un clásico.

Ritchie estaba furioso porque nadie estaba comprando la idea de ‘Soldier Of Fortune”, recordó Coverdale, todavía exasperado por el evento. “No les gustó porque no eran pelotas contra la pared”.

Siempre diplomático y aun encontrando su lugar en la banda, Coverdale se las arregló para cruzar a ambos lados de la cerca entre Hughes y Blackmore. Desde entonces, esto ha resultado beneficioso ya que, debido a sus muchos créditos como compositor, recupera la mayoría de las regalías de Stormbringer.

“Fue un álbum de compromiso”, explicó Coverdale. “Fue una situación en la que Glenn tiene una personalidad muy poderosa y yo tenía mucha más confianza en mi situación, aunque todavía estaba emulando a todos los demás porque no tenía educación sobre cómo comportarme como una estrella de rock traviesa”.

Glenn Hughes estaba en su elemento. Mientras Blackmore se desvanecía en un segundo plano, el bajista saltó a la palestra con una serie de composiciones como ‘You Can’t Do It Right’ (With The One You Love), ‘Holy Man’ y ‘Love Don’t Mean A Thing’. Una canción que suena como si hubiera salido directamente del estudio de Muscle Shoals, Love Don’t… fue escrita en el avión privado de la banda, Starship, con un músico callejero del centro de Chicago. Hughes tuvo la suerte de tocar la canción en el estudio para uno de sus héroes musicales, Stevie Wonder.