CULTO A LAS SOMBRAS: Pasado y presente del Black Metal local 

Foto: @theresnosavior (Facebook)

Cuando se habla de un tema como la música extrema, nunca hay una palabra final sobre la mejor época de todo lo que aborda su historia. Constantemente surgen nuevos grupos musicales que, retomando lo que han hecho otros, se atreven a mostrar la manera de concebir su pasión al momento de componer, interpretar, grabar y presentarse a un público.

La nación colombiana (en este caso la que gusta del metal) vive permanentemente con sus sentidos puestos sobre las tendencias modernas del género, incluyendo las del black metal, una orientación con una narrativa sólida, definida y por lo cual, la polémica sobre su técnica y contexto lírico es un tema tan viejo como sus comienzos.

Con la oportunidad de ubicar sobre un escenario bogotano 6 agrupaciones que, desde sus raíces y momentos más interesantes se han preocupado por crear equilibrio entre las raíces rockeras o metaleras clásicas y las cualidades actuales del universo blackero, siguen mostrando una aceptación progresiva y con símbolos concretos.

Nosferatu

Banda que caracterizó las atmósferas vampíricas durante sus primeros pasos, a mediados de los 90. Con diferencias bastante marcadas de su trabajo en casi 30 años de existencia, su nombre se mantiene como pilar de ejecución y una perspectiva lúgubre en metal contemporáneo.

Templa In Cinere

Unidos por afinidades en común, fue formada en el 2016 por músicos con amplia experiencia en otros estilos extremos. 5 años después de su aparición publicaron el álbum Æternum Odium Doctrinali, destacado por un temperamento existencial, crudo y blasfemo, planteado con profundidad.

There’s no Savior

Esta joven agrupación está dando a conocer en los últimos meses los sencillos de lo que seguramente será su producción debut, mientras están aprovechando para mostrar en el circuito local un esquema black metal con letras arraigadas a las inquietudes existenciales del ser humano y el acople oportuno de rangos ambientales en sus canciones.

Somberspawn 

Su primer álbum Inumbrate, del 2020, fijó la atención de la opinión pública y sobre este cuarteto, destacado por darle un aire veloz y cortante a una comunión entre black y death metal. No hay necesidad de buscar dónde comienza lo primero y dónde termina lo segundo: Solo es cuestión de dejarse llevar por los temas.

Theurgia

El único proyecto de este listado que tiene sus orígenes en un punto geográfico diferente a Colombia. Theurgia es una concepción del multinstrumentista venezolano Daemonae y que, en su trabajo más reciente, Virtue, viene logrando una madurez llamativa, y en la cual todos los elementos del disco recibieron un tratamiento celosamente estricto. Un viaje denso, agresivo e impetuoso.

Urantia 

La esencia post black metal hace parte de esta banda, también con comienzos muy recientes en esta etapa musical. Con una filosofía visceral e introspectiva, lentamente está dejando huella por escenarios de Bogotá.

La cita será el próximo sábado 30 de julio en Bogotá, desde las 7 p.m. (Avenida Boyacá # 51-25). Más detalles en la siguiente imagen: