COLOMBIA METALERA en imágenes: Nuevo libro

Infernal "The New Dawn" (1998). Facebook

Hacer rock en las ciudades colombianas siempre ha sido, es y será una osadía. Metal, todavía más. Cuando empezó a serpentear por sus avenidas, naturalmente no se hicieron esperar las primeras opiniones dispares en favor y en contra de él. Fueron al principio los ensayos y toques clandestinos responsables de congregar a aquellos identificados con el estilo musical. Nos son pocos los que atestiguan haber hecho parte de esto; tampoco quienes recuerdan a su vez las distintas calamidades vividas allí, como las vinculadas al (des) orden público. Crudas en su momento y hasta anecdóticas (graciosas unas que otras) supieron armar la columna vertebral de ese incipiente circuito que iba adquiriendo forma. (Pueden leer: "Qué chimba hijueputa: El death metal...").

Neurosis "Más Allá de la Demencia" (1991). Spotify

Algunos valientemente se quedaron en los conciertos subterráneos un rato para después formar una vida normal y agregar que por eso maduraron. Otros asumieron que esa vida normal no dependía precisamente de un mágico cambio de chip, sino de un progresivo cambio de disposición a todo lo que nos rodea. Sean hoy padres y madres de familia abnegados, profesionales exitosos en varios roles o ambos al tiempo, una buena porción de ellos aun frecuentan eventos donde el metal es rey, mientras destinan algo de dinero a un cd o camiseta de sus agrupaciones preferidas. Me caen de hecho mejor los segundos.

Les puede interesar Tristemente hermoso: Cuando Ethereal...

Lluvia Negra (homónimo, año 1991). bnfanzine.blogspot.com 

La otra faceta de ser metalero descansaba en el registro de las bandas que se atrevieron a dejar plasmada sobre lo análogo y digital su concepción artística de las cosas. En forma exclusiva, buen número de fans solían comprar tapes y discos cuyos autores compartían su misma nacionalidad, como la mejor opción a la hora de recrear en el equipo de sonido o grabadora la experiencia en vivo. Las razones tecnológicas es cierto, golpearon brutalmente ese eslabón indispensable para entender el progreso de la música como industria, por muy underground que pretenda ser actualmente. Con todo, tanto seguidores vieja guardia como ciertas nuevas generaciones se han mostrado interesados en hacerse de este material. ¿Los motivos? Efecto nostalgia, el tentador apego por poseer un objeto digno de pocos (las producciones de grupos nacionales en esta materia son limitadas, muy pocas se reeditan continuamente) o el motivo menos mentado pero quizás el más importante: Un vínculo físico con cualquier estilo sonoro, el cual solamente se suple con el formato matriz. Hoy en día lo virtual no cabe ahí.  No me olvido tampoco de los discos compactos -R, atípicos de igual forma y las cintas regrabadas que pasan "raspando" la prueba, pues gracias a esta antigua práctica pirata muchos conocimos himnos inolvidables.

Legend Maker "The Path to Glory" (2001). Spotify

Esta aproximación nos trae a 100 Miradas Agudas del Metal Colombiano, libro centrado en el arte de un centenar de placas determinantes a los ojos de los adeptos al producto criollo, en especial quienes lo han sentido como propio y en consecuencia, apoyan su crecimiento sin subestimarlo simplemente porque sus intérpretes tengan un documento de identidad similar. Sin vanagloriarse de ser el mejor conteo en su especie, tiene el ojo clínico de Javier Barrero, Gerson Toro y Bolasch, conocedores a fondo del tema y de las circunstancias que han logrado que estos trabajos pertenezcan al plano de lo real y la historia.

Eternal "Gothic Dreams" (2001) discogs.com

Les puede interesar Prisionera Gótica, vértigo a la tumba...

Orientado casi por completo al arte de los trabajos, este libro resume en sus páginas la vivencia del metal en todo el esplendor del país,  narrando desde lo visual las infinitas (así quiera limitarse a cien fotografías) maneras de adoptar términos como metal y júbilo inmortal.

Twilight Glimmer "Paradox" (año 2002) Spotify

Les puede interesar Reencarnación: Cuando el canto de los sepulcros se hizo oír

Pueden consultar sobre el libro aquí

Foto encabezado: Noiszart "A New Beginning" (2005). Metallum

Joel Cruz

Hummingbird Press