DEICIDE, perdura, estremece y se poguea en Rock al Parque.

Por: Silvia Gutiérrez.

La primera noche de Rock al Parque fue rematada por la banda DEICIDE, quienes literalmente tronaron la penumbra del día con su presencia, música y trayectoria. Este cuarteto esperado por muchos fue el protagonista del goce de todos, desde los que ingresaron al Parque Metropolitano Simón Bolívar desde muy temprano hasta los que compartieron y se reencontraron con amigos decidiendo llegar un poco avanzado el festival, con ansias de escuchar el vozarrón de  Glen Benton, exponente de la realeza old Schooldel death metal Estadounidense.

Su show realmente fue impresionante por la potencia, fuerza y poderío de temas sacrílegos que de inicio a fin sonaban impecables, exactos, ampliamente sin un riff de más.

Esta banda que desde 1987 ha estado presente en el camino del Death Metal, hizo su primera presentación en Colombia en el año 2005, posteriormente han visitado el país de manera regular, incluyendo su gira “The Minds Of Evil - Latin American Tour” en el 2017, es placentero saber que Colombia acoge a muchos fans de estos grandes de la música americana, quienes hicieron vibrar y alcanzar el fuego infernal entre saltos, pogo y el corear temas como “Dead by dawn” y  Lunatic of God’s creation entre otros de sus tantos éxitos que con el tiempo perduran entre los metaleros y seguidores de sonidos oscuros y enérgicos del metal.

DEICIDE quienes ya cumplen 30 años en la escena, celebraron los 25 años del Rock al Parque con su magna exposición detallada en lo sobria, fulgurante, intacta en el tiempo del death de antaño que se establece en el origen y además perdura, como se evoca en la imagen y la escucha de su espectáculo este mes de junio en uno de los festivales gratuitos más grandes y reconocidos del mundo.