ROCK IS DEAD, el EP de RIXX ISAIAH que marca el camino del rock independiente

Texto: Joel Cruz

Si han seguido nuestras notas, recordarán cuando nos referimos a los sencillos del músico Rixx Isaiah, hace algunos meses en la reseña que está aquí. Los primeros acercamientos a su trabajo después de cerrar su etapa con la agrupación No Re-Action fueron sorprendentes, lejos de cualquier relación con lo que venía haciendo hasta ese momento y por el contrario, cargados de sorpresas.

En varias charlas que mantuvimos con él acerca de este nuevo camino, fue interesante abordar temas tan dinámicos como la amplitud creativa, la conexión con lo urbano, el vintage o el respeto por las orientaciones musicales ajenas a los que usualmente nos gusta. También sobre la seriedad que hoy por hoy un artista debe tomar respecto a su propia obra, en especial cuando el mundo exterior parece ignorarla.

Las conversaciones fueron tomando un sentido más analítico cuando mencionamos temas allegados a la espiritualidad, el esoterismo y las disciplinas filosóficas. El creador de arte, de una u otra forma, vincula su percepción de todo lo que le rodea. Un proyecto en solitario requiere una responsabilidad coherente con el propósito de lo que se desea mostrar. Pero es una oportunidad de ser libre, de marchar a un ritmo propio.

Rock is Dead es una colección de 5 canciones: "Fucky", "Battleship", "Tremblock", "Guitar Cell" y "Tótem". Algunas de ellas se fueron publicando en redes desde el 2020, pero el pasado octubre se estrenó la última de ellas e igualmente se reveló el arte oficial del Ep. 

Si hay un punto en común que define a los temas, es el enorme protagonismo de la guitarra eléctrica; la espontaneidad en todos los fragmentos que la invoca y la presencia de la escuela de rock clásico en sus fragmentos. La posproducción tiene un trato respetuoso con todo el listado, pero eso no significa que las composiciones sean iguales...¡todo lo contrario!

"Tótem" y "Tremblock" fueron las entregas más recientes del compositor. Si hablamos de diferencias, vamos a transitar entre dimensiones muy de sintetizador años 80, movimientos más ágiles sobre la jungla de pavimento y pasajes algo sucios, pausados e instrospectivos. Colaboraciones de voces femeninas agudas y dulces; sentido denuncia del hip hop y matices crudos que me recuerdan incluso a Stone Temple Pilots en "Big Empty", banda sonora de la película El Cuervo. Si aprovecho la alusión al cine, también es fácil recordar a los ambientes de Blade Runner. Me pregunto qué tanto de cine puede haber en Rock is Dead, es seguro que al menos un poco.

Uno de los aportes más significativos pertenece a Rodney Orpheus, un destacado músico y productor de Irlanda del Norte y cuya presencia ha sido clave en la escena electrónica de Gran Bretaña. Orpheus aportó su experiencia en "Tremblock", lo que le da un carácter bastante profundo al corte.

Los invitamos a que no solo sigan a Rixx Isaiah en sus redes sociales como Instagram y Facebook, sino a escuchar el Ep Rock is Dead en Spotify y YouTube.