"THRILLER": LEGADO QUE UNE A LA MÚSICA

 

 

A comienzos de los años ochenta un joven Michael Jackson estaba empezando a cosechar reconocimiento como consecuencia de su talento como artista, obteniendo buenas ventas por su álbum "Of The Wall", publicado durante 1979. Personalmente no atravesaba por un buen momento, dado que recién empezaba su independencia como solista, pero en la cual manifestaba sentirse solo y en la que también sentía que los grandes medios culturales no le abrían correctamente las puertas como artista afroamericano que era.

 

 

"Quiero ser la estrella más famosa (y rica) del mundo del entretenimiento", dijo en 1982 a su manager John Branca y como si se tratara de esa fuerza enorme que se llama voluntad, realizó labores con su productor Quincy Jones, un amplio conocedor y peso pesado de la música estadounidense, ensamblando un total de 30 canciones para un nuevo disco, de las que resultarían finalmente nueve y con una serie de colaboraciones que pronosticaban un fenómeno sonoro para el momento. En las grabaciones figuran los nombres de Paul Mc Cartney, Eddie Van Halen, miembros de los legendarios Toto y la voz del tenebroso Vincent Price, solamente por mencionar a unos cuantos personajes. El resultado final y que además rompió esquemas, incluyen la incursión avanzada y justa de ritmos que transitaron libremente en un Lp de 20 minutos por cara (lo normal eran 27 por lado) como el hard rock, jazz, funk, soul junto a las baladas terminando por darle un cuerpo ecléctico a la antología ingeniada por la dupla Jackson-Jones.

 

 

Hasta nuestros días "Thriller" es el larga duración más vendido de todos los tiempos con un muy aproximado número de 105 millones de unidades, una cifra que fácilmente se desdibuja al tener en cuenta sus reediciones y múltiples formatos. Culturalmente fue la manera más clara como las grandes cadenas como MTV (el videoclip del tema homónimo da para uno y mil artículos enteros) y Rolling Stone dilataron sus espacios exclusivamente para artistas de raza blanca, cuando tiempo atrás la mundialmente revista de rock se había rehusado a hacerle una entrevista: Giros de la vida. Jackson también fue homenajeado con premio Grammy, galardón que también le fue esquivo años anteriores junto a una industria que ahora tenía frente a sus narices un ícono absoluto de la cultura pop y que ya no podía seguir ignorando. Treinta y cinco años de su publicación, con siete sencillos de categoría hit junto a un presupuesto de 750.000 dólares de la época (menos de 2 millones ahora) la obra maestra del polémico artista sigue embistiendo con fuerza en una era donde las reglas de la tecnología y el mainstream cambiaron nuestra percepción del mundo para siempre. Los grandes siempre saben pisar fuerte, no importa su ubicación en el tiempo ni en el espacio.

 

 

Imágenes captadas de

Billboard.com

crock.com.ar

Green head

 

 

Joel Cruz

@johellcrvx