SATYRICON: LLAMADO DE LO OSCURO SOBRE LO PROFUNDO

 

 

 

Dirigiendo nuevamente nuestros ojos a lo que sucede en Francia gracias a nuestra corresponsal invitada Angelos. El pasado mes de octubre ella estuvo presente en  Le metronum de Toulouse, aunque en esta ocasión para ver a Satyricon junto a las bandas Fight The Fight y Suicidal Angels. Les presentamos su perspectiva del concierto:

 

Antes del tour anunciado por Satyricon en Europa, muchos de los metaleros de la ciudad comentaban de antemano lo que sería un concierto muy extraño. Se anunciaba que a los noruegos los acompañarían Fight The Fight (una agrupación noruega de Metal Core) y Suicidal Angels  (agrupación griega de Thrash metal), lo que es a simple vista una combinación extraña. Se comentaba que muchos llegarían al final de la presentación, que bastantes personas se mostrarían ignorantes hacia las bandas invitadas, y que se había tomado una terrible decisión al dejar que Fight The Fight diera comienzo al show.

 

 

Dejando a un lado los comentarios de los metaleros más radicales, decidí escuchar lo que las bandas teloneras tenían por mostrar. Pensé que Fight The Fight, por ser una agrupación que se ha involucrado con la música independiente de Noruega desde hace algo más de una década, serían los elegidos para el tour europeo; pero en realidad ellos ya habían tocado con Satyricon hace dos años en Nijmegen, cuando se hacían llamar Faenskap. He ahí la razón, considero yo. Sin embargo, al escuchar Fight the Fight, se puede percibir el manejo perfecto de la guitarra y sus sonidos estridentes lo que hacen sobresalir a la banda. A pesar de que el público estaba muy reticente a lo que tocaban, aún así su vocalista Lars Vegas llamaba al público a saltar y a hacer pogo (así no lo hicieran). Es a pesar de todo, una excelente propuesta para los amantes del género. Y para continuar, Suicidal Angels, algo diferente de lo que es el Black metal, fueron sus sonidos clásicos del Heavy metal mezclados con la energía del Thrash metal lo que atrajeron a un público  algo difícil. Siempre llamaban al público a hacer pogo con sus canciones o que cabecearan al ritmo de aquel sonido tan bien marcado por la influencia de bandas como Dark Angel o Kreator.

 

 

Satyricon se caracterizó por dar una presentación muy apacible; fácilmente noté que no tenían intenciones de alborotar al público, sino de hacer que escucharan su música. En cada canción Satyr se aplaudía y agradecía la presencia del público, siempre demostrando querer transmitir una idea clara en cada pieza que interpretaba. En su canción de apertura, 'Midnight Serpent', al cantar "Against-the against / From soul to soul-I speak to you / God of no gods-I'm slave of none / I pledge to fight-your cause is mine…" señalaba a cada persona y luego terminaba cerrando su mano. Después, al interpretar canciones como 'Trascendental Requiems Of Slaves' y 'Mother North', los espectadores se sobreexcitaban, se perdían en la idea de que eran canciones clásicas de la banda, cantaban al unísono con su vocalista y trataban de hacer un pogo…lo que fue algo inútil, pues estaban divididos realmente entre los que querían escuchar y los que querían formar su mosh; lo mismo sucedió con canciones como 'Now, Diabolical' y The Pentagram Burns, que evidentemente fueron las más escuchadas de aquel álbum del 2006.

 

 

En resumen, durante toda la presentación Satyr mantuvo un rostro sereno, sin demostrar emoción alguna, aunque sí buscaba conectarse con el público a través de las letras, de su mensaje. Al público en realidad se lo vio más conectado después de los éxitos del Now Diabolical y Nemesis Divina, pero a mi manera de ver la evolución de Satyricon, observo que solo quieren mostrar su lado artístico, sus cambios musicales sin esperar tanto del público metalero. Con respecto a lo anterior, lo que también se podría acentuar el cartel detrás de su escenario: “el dibujito de servilleta” (*) del rostro de una mujer con cabello largo y una calavera a su lado casi dándole un beso. Seguramente en MetalInjection le habrán llamado así a ese dibujo por tratarse de algo muy simple de hacer, pero también podría verse como el lado "doom"que la banda quiere incluir en su reciente álbum, el lado melancólico, pero también temible del mismo.

 

 

 

*Obtenido de la reseña del álbum SATYRICON Deep Calleth Upon Deep, publicada por metalinjection.net.

Reseña e imágenes cortesía de Angelos

 

Hummingbird Press Colombia