RANDOM REVENGE: UNA REVANCHA JUSTICIERA POR EL BUEN METAL HECHO EN COLOMBIA.

Para comenzar, la sorpresa musical de esta espectacular banda nos la da Facatativá, en el 2011: Didier (Cárdenas, guitarrista) y Alex (Londoño, batería) . Luego Sergio Rueda y Fernando Triviño para llenar las plazas de guitarrista y bajista respectivamente. Y finalmente Fabián (Beltrán, vocalista) deciden dar comienzo a una apuesta que llegaría para marcar historia en el metal colombiano.

La primera vez que tuve la oportunidad de verlos en vivo fue en el evento junto a Revenge el 26 de abril del 2014, momento del que me quedaron dos souvenirs muy especiales. Por una parte un botón obsequiado por su vocalista esa noche y por otro lado algo más intangible y significativo: el inconfundible poder del sonido de esta agrupación.

Han hecho tablas brindado y ganándose el respeto del público por donde van. Esto solo demuestra la pasión por tocar en vivo y la seriedad y profesionalismo con los que abordan la música. Remontémonos a los detalles del nombre, el origen y conformación de la banda.

RR: Random Revenge tiene raíces en el año 2011 en Facatativá pero nace como tal en enero de 2012. Didier Cárdenas (guitarrista) y Alex Londoño (baterista) habían estado trabajando en algunas canciones mientras probaban con diferentes músicos, una tarea frustrante por momentos. Luego se unieron Sergio (guitarrista) y Trivi (bajista) y las cosas empezaron a ir por mejor camino. Finalmente, y luego de ver un video casero que colgaron a YouTube me interesé en unirme, allí empezamos a fijarnos y a cumplir metas con el propósito de avanzar, esa ha sido siempre la premisa. Luego nos radicamos como banda en Bogotá, que es nuestro centro de operaciones actual. El nombre no es solo un nombre. Ha sido una base conceptual que nos gusta explorar desde muchos ángulos, la violencia que habita en las personas y que nos convierte en víctimas o victimarios de forma aleatoria.

En lo tocante al factor humano, ¿a qué se dedica cada uno de ustedes además de RANDOM REVENGE?

RR: Aun no vivimos enteramente del metal aunque la actividad con Random Revenge ha venido llenando cada vez más espacios en nuestras vidas, gracias a la disciplina y entrega que ponemos en esto. Cada uno tiene actividades y empleos aparte, Sergio es tatuador, además de mi trabajo “diurno” también hago periodismo musical, desafortunadamente cada vez de manera más esporádica debido al tiempo. Cada vez Random exige mayor disponibilidad.

El Thrash Heavy de la banda les ha dado amplitud de campo para crear un sonido propio bastante interesante. Su álbum debut de estudio “Justice of Chaos” de 8 canciones ocupó la posición No. 3 entre los álbumes más destacados de 2014 en el recuento realizado por HUMMINGBIRD PRESS. Para dar más detalles de este CD y ubicar a los lectores que aún no conocen la propuesta de ustedes y para los más jóvenes, por qué no desmenuzamos el álbum comenzando por el símbolo de la banda y el arte de portada. ¿Quién estuvo a cargo y qué se quiso transmitir a través del mismo?

RR: Ese reconocimiento lo recibimos con mucha alegría, quedamos junto a bandas muy grandes como Masacre y Guerra Total, tratándose del disco debut de una banda joven es un honor a la vez que un compromiso. El logo viene de la necesidad de darle unidad al concepto, que es algo muy importante en todo lo que hacemos. En él aparece la rueda del caos fusionada con un cráneo que, además de ser parte vital de la imaginería metalera, también es un símbolo rico en significados e interpretaciones, en este caso representa lo más esencial de nuestra humanidad y lo que permanece una vez morimos. Dicho esto, el conjunto habla sobre la herencia de esa naturaleza violenta de la que te hablaba hacer un momento, un ciclo interminable en el que se interrelacionan conceptos como el de la justicia, la venganza y el mal.

Respecto al arte de la portada trabajamos en conjunto con un gran profesional, Khristian Forero, fotógrafo y diseñador colombiano. Partimos del concepto que mencioné, enfocado a tres aristas principales: la violencia, el azar y el mal, representados en la mano ensangrentada que arroja tres dados que caen sobre el número seis. Fue un proceso muy divertido crear todo el arte del álbum, y de alguna manera muy artesanal. Compramos los dados en El Tía (risas) y tomamos las fotos en la sala de mi casa, Khris hizo un gran trabajo llevándolo al nivel profesional que buscábamos.

055random

Acá viene la pregunta de cajón inevitable (risas) ¿Cómo seleccionaron el título de este trabajo?

RR: Curiosamente el título vino indirectamente de un lugar habitual pero inesperado para nosotros. A todos en la banda nos gustan los comics, Batman muy especialmente. En la segunda parte de la trilogía de Nolan hay una escena en que Joker habla con Harvey Dent en el hospital. Lo convence de lo inútil de su cruzada por limpiar la ciudad dada la naturaleza violenta de la gente. Y suelta la frase “¿te digo una cosa sobre el caos? El caos es justo”. No fue difícil notar que el título “Justice of Chaos” venía bien al concepto que estábamos trabajando en las canciones y la portada, además del guiño encriptado a un personaje que nos gusta, así que nos quedamos con ese título sin pensarlo demasiado.

Hagamos una descripción track by track de las canciones que lo componen, bajo ese común denominador de intensidad y velocidad:

Final War
Esta canción se inspira en el gen de la violencia sumado al poder político y militar. Alguna vez escuché una teoría conspirativa según la cual las potencias mundiales estarían pactando la tercera guerra como una forma de salvar al planeta acabando con dos terceras partes de la población, pero en el fondo movidos por su adicción al poder, como siempre ha sido. En esa carrera lo que consiguen es la aniquilación total de la raza humana.
Cataleptic State
Sin ser una banda de corte político, Cataleptic State si toca ese tema, estableciendo una metáfora entre las prácticas del estado con ser enterrado vivo, devorado por gusanos y conscientes de lo que ocurre pero incapaces de hacer algo. Es otro tipo de sometimiento que deriva en violencia: sometimiento social y económico.
Weapons of Mass Paranoia
“Weapons” es acerca del lucrativo negocio del miedo. La manera como religiones, gobiernos y medios de comunicación sirven a intereses oscuros, reclutando a la gente con base a mentiras y adoctrinamiento conveniente.

 074

Random Revenge
Esta canción está inspirada en Richard Ramirez, un famoso asesino serial. A diferencia de otros que manejan patrones establecidos para cometer sus crímenes, Richard mataba completamente al azar y con un grado de crueldad cada vez mayor. Es una visión en primera persona de su labor como selector natural a través de la violencia.
Souless Child
Trata sobre un asesino en masa llamado Michael McDermott, un hombre aparentemente común que asesinó a 7 de sus compañeros de oficina con un rifle asegurando que se trataba de nazis y buscando salir de lo que él creía era el purgatorio. Durante el juicio dijo "mi misión está completa, en este punto sé que tengo un alma". Sólo basta con estar en el lugar y momento equivocado para que la venganza de alguien o la propia recaiga sobre ti.

One Last Word
Es también una metáfora, habla sobre un soldado viejo frente al paredón de fusilamiento que ve pasar su vida ante sus ojos. Un paralelo frente a como solo somos útiles para la sociedad mientras seamos capaces de producir dinero, inmersos en un sistema que nos drena la vida y que al final nos da la espalda.

Bringer of Disgrace
Es otra visión más íntima de ese momento en que se da rienda suelta a la violencia más brutal, matar por placer. Una advertencia más de cómo la tragedia puede aparecer para cualquiera de nosotros en cualquier momento.

065random


March of the Guilty
Esta es mi favorita. Es una canción de corte muy narrativo, muy dramático. Habla sobre la hipocresía de quienes se sienten dueños de la moral y creen saber lo que es correcto y lo que no. “March” nos pone ante el juicio final y son esas personas, que han dedicado generaciones a inculcar la manera de juzgar a los demás, los que terminan juzgados y uniéndose en una marcha eterna como los verdaderos culpables de el fin al que hemos llevado a la humanidad.

Actualmente se encuentran apostando por "Imparting Justice Live" ¿Cómo van con ese material?

RR: ¡Va muy bien! Ha sido recibido de una manera muy positiva. Me parece muy curioso que en una escena en la que las bandas privilegian la actividad en vivo que la producción en estudio, el formato del álbum en vivo sea tan poco utilizado. Obviamente te cuestionas mucho, te gustaría que todo estuviera perfectamente ejecutado, sin errores, en algún evento enorme, pero creo que precisamente en esos detalles radica el encanto de un disco en directo, en la manera honesta en que una banda se enfrenta a sus propias canciones y a su público. Creemos que nos representa muy bien en cuanto a lo que es el show de la banda en tarima: rápido, afilado y vibrante, si bien hay mucho de eso en “Justice of Chaos”, sin duda el directo habla mucho más claro en ese aspecto y retrata cuánto disfrutamos subir a escena. Tuvimos la suerte de hacerlo en Rock al Parque y convertirlo en el primer álbum en vivo oficial en la historia en ser registrado en su totalidad en el festival, lo cual nos parece positivo dentro de esa determinación de posicionarnos como una banda que la gente recuerde aun en muchos años por venir, falta mucho para eso todavía. “Imparting Justice Live” es también una manera de cerrar un ciclo para “Justice”, de dar las gracias a cada tarima, cada ciudad y cada festival a los que hemos tenido la oportunidad de ir a dejar una huella.

130random

Curiosamente aún no vemos un video clip oficial de la banda. ¿Vendrá alguno pronto? ¿Qué nos puedes anticipar?

RR: Si lo hemos conversado en varias oportunidades y es uno de los proyectos a mediano plazo. Nos ha tomado mucho debido a los costos que requiere producir algo en los términos de calidad bajo los que nos regimos y si ponemos en la balanza invertir en grabar que invertir en el video siempre nos hemos inclinado por el primero, hay bandas que primero hacen videos antes de tener el disco, y aunque respetamos como quiera trabajar cada quien, nos parece que la música es primordial. Grabar un video es un arma de doble filo, hacerlo demasiado artesanal generalmente arroja malos resultados y no queremos repetir videos que se han hecho hasta la saciedad, pegando imágenes de las noticias, guerras, protestas y demás a lo Chaos AD de Sepultura (risas); se hace bien o no se hace. Seguramente tendremos noticias en ese aspecto pronto.

Hablando ya del quehacer en el medio, se repite la triste historia de muchas bandas que matan su propio talento quedándose anquilosadas en la sombra, acumulando años y años tocando pero sin frutos tangibles: tal vez sin ningún trabajo grabado y prensado en serio, sin salir del garaje o sin salir del circuito de bares, por poner algunos ejemplos. ¿Qué marcó la diferencia para RANDOM REVENGE en la historia personal de la banda para impulsarlos a “hacer la tarea” y llevarlos más allá?

RR: Es una pregunta con varias respuestas. De hecho lo que mencionas fue una alerta para nosotros desde el día uno; tomamos ejemplos tanto de lo que sí queríamos como de lo que no queríamos para nuestra banda, y acumular años echándole la culpa a todo el mundo de nuestras dificultades no estaba en ninguno de los planes. Sabíamos que hay algo especial en estas canciones y esta reunión de personas, el talento es la base de absolutamente todo, lo que va a permitir que más gente se sume, hace que los promotores te llamen a tocar, todo esto en suma a tener disciplina para lo musical y lo extramusical, es básico. Creo que todo esto deriva en tomarse el asunto seriamente y presentar una propuesta profesional. Si la banda no se toma en serio uno no puede esperar que los demás lo hagan, es así de sencillo. Hemos hecho de la autocrítica un arma poderosa, aprendemos de los aciertos y más aun de los errores y construimos desde allí. No hay truco: talento, disciplina y profesionalismo, con los pies en la tierra, la vista puesta bien arriba y la pasión suficiente para sortear la infinidad de dificultades, nunca es fácil.

080random

Te dejas la piel en tarima contagiando y conectando con el público. Prácticamente la energía de la banda logra llenar por completo el escenario. Es algo que notoriamente marca la diferencia. ¿Qué recuerdos a destacar nos pueden compartir de esos momentos en vivo?

RR: ¡Muchísimas! Hemos tenido la fortuna de viajar por todo el país y cada tarima por pequeña que sea la tratamos con la misma entrega y el mismo cariño siempre. Anécdotas hay de todo tipo, desde tener que lidiar con los típicos problemas técnicos y aun así caer parados. Alguna vez tuvimos que hacer dos conciertos en un día y Trivi (bajista) tenía un dedo fracturado, le inyectaron algo que no estoy seguro de qué era (risas) y logramos sacar los dos shows adelante. Terminar con la gente coreando el nombre de la banda en nuestro show de Rock al Parque, abriendo el Escenario Bio, fue algo muy especial. Pasa seguido que alguien en una ciudad te dice “los sigo desde hace X tiempo y es la primera vez que los voy a ver” o “los vi en un bar pequeñito hace cuatro años y supe que lograrían grandes cosas”; eso para nosotros es sumamente valioso, es comprobar de primera mano que todo el trabajo está rindiendo frutos y vivimos agradecidos con eso.

Luego de las audiciones al Festival rock al Parque hiciste una valiosa reflexión en redes sociales que retomaré aquí: “Rock al Parque es UNA meta de muchas que nos hemos trazado, sabemos que no somos el tipo de banda que se junta solo para buscar un cupo al festival. Desde que formamos a Random Revenge hemos tenido la valiosa oportunidad de llevar nuestra música a muchas tarimas y públicos y esto no va a cambiar si conseguimos el paso a Rock al Parque, de igual manera si no logramos pasar. Todas nuestras metas y ambiciones siguen allí. Obviamente sería una gran alegría estar y trabajamos duro para merecerlo, así que vamos con toda!!!” ¿Cómo percibes la experiencia luego de haber participado en el fest?

RR: Es satisfactorio y motivante ver las metas cumplirse, pero como dije en el post que citas, no las buscamos para llenarnos de ego y autocomplacencia, vemos cada cosa como un paso más hacia retos mayores. Me alegra leer algo escrito hace más de un año y ver que hemos sido capaces de cumplir con esas palabras. Algunas personas hablan de “la maldición de Rock al Parque”, según la cual las bandas que tocan ahí no vuelven a aparecer, pero eso no es culpa del festival. Es culpa de las bandas que creen que por llegar a una tarima tan codiciada han tocado el cielo con las manos y se han consagrado, y por lo tanto se relajan y dejan de trabajar. Rock al Parque fue una gran experiencia pero gracias a esa determinación de seguir trabajando hemos vivido otras experiencias igual de grandes y vamos por las mayores aun.

Vemos como a veces algunas agrupaciones no han hecho tablas suficientes y quieren lanzarse de repente en un afán frenético y desesperado a abrirle a bandas internacionales. Desde tu labor como músico, ¿Cual intuyes que sea la lógica ilógica allí? De otra parte por qué no nos relatas, ¿Cómo se dieron esas oportunidades para ustedes particularmente? Y ¿qué han aprendido de compartir escenario con bandas como HAVOK, EXODUS, entre muchas más?

RR: Lo que sucede es que antes que músicos somos fans del metal, lo que hace que tocar con una banda a la que admiras sea algo importante desde lo personal y una entrada valiosa a tu hoja de vida. Hasta ahí está todo bien. Se torna negativo cuando se convierte en tu único objetivo como banda. Volvemos a lo que mencioné en la pregunta anterior, la mejor manera de atesorar una oportunidad así es verla como parte del camino que estás abriendo con tu trabajo, no como el fin del camino mismo. Por demás, si no logras dejar una huella y ofrecer un show convincente puedes pasar del orgullo al olvido, incluso al desprestigio, en un solo día. Lo importante no es realmente con quien estés compartiendo tarima, lo importante es hacer tu parte con excelencia. Es eso lo que abre nuevas puertas.

En nuestro caso se ha dado de esa manera, me atrevo a decir que nos han llamado para eventos como Exodus, el primer Festival del Diablo, Thrash La Unión 6 o Ibagué Ciudad Rock en respuesta al interés que la banda ha venido generando en el público, en otras ocasiones se ha tratado de convocatorias como Manizales o Rock al Parque, en todo caso de parte de Random Revenge solo existe agradecimiento con los promotores que han confiado en nosotros para aportar algo a esos shows y festivales, en cada oportunidad devolvimos la confianza dejando el corazón en escena.

Al compartir con bandas históricas como Carcass, Exodus, Moonspell o Coroner nos reafirmamos en lo importante que es mantener siempre los pies en la tierra, disfrutar lo que haces, ofrecer calidad, arte, y aprender de todo el mundo algo que puedas poner en práctica para tu vida personal y como banda, aplica también para las bandas locales con las que tocamos, creo que es bueno recibir esa clase de influencia, sin llevar lo competitivo a enfrentarnos en mala energía, sino al contrario, si es inevitable que exista ese sentido de competencia, que se haga de un modo más positivo, incluso cooperativo.

¿Qué viene para RANDOME REVENGE en lo que queda para este 2017?

RR: Estamos inmersos en la composición de un nuevo álbum, es nuestro objetivo principal para lo que queda de 2016 y todo el próximo año. En la medida en que queremos superar a “Justice of Chaos” en todo aspecto, tomará lo que deba tomar, pero estamos concentrados en que salga lo más pronto posible. Este año ya pisamos tierra fuera de Colombia y esperamos hacerlo con más frecuencia en un mediano plazo. Continuar llevando nuestra música a la mayor cantidad de sitios posible y veremos qué otras cosas van surgiendo. Nos gusta poner planes en marcha y muchos aparecen sin anticiparlos.

Un mensaje final que quieras expresar a todos los que nos leen.

RR: A Hummingbird Press y todos sus lectores gracias por estar respaldando siempre lo que hacemos de una manera tan decidida, es muy importante para RANDOM REVENGE , así que seguimos trabajando duro para retribuir todo esto y ser una banda de la que nosotros y ustedes se sientan orgullosos. Nos vemos en el camino y atentos que lo mejor está por venir ¡Aguante el metal hecho en Colombia!